Hay personas que se encuentran por casualidad, otras por mala suerte.