Cada vez es más comñun la impuntualidad de la gente:

«Te dije que estaba alli en 5 minutos, no hace falta que me llames cada media hora»