Los ganadores tienen metas, los perdedores excusas.