Los trabajadores de esta oficina se han convertido en unos expertos en el camuflaje con tal de no recibir broncas del jefe.