Cuando queremos el disfraz original hay que animarse.