Dicen que el tiempo todo lo pone en su lugar. Yo llevo una hora esperando a que se ordene mi habitación.