Impulse muestra en este comercial que son tiempos duros para el romantisismo. jjaa